sábado, 1 de enero de 2011

CORRUPCIÓN FERNANDO LUGO CAMPEÓ EN 2010


"Al igual que los colorados, el gobierno del cambio de Fernando Lugo se tiñó de varias denuncias de hechos de corrupción durante este año. Los más sonados casos involucraron al ministro de la SEN, Camilo Soares, quien hoy está imputado al igual que el titular de Petropar, Juan Alberto González Meyer, y que sin embargo, siguen en el cargo, aunque el primero está con permiso" opina el periodista Jorge Torres.

"Qué raro que no figure en la lista de corruptos Pinocho Alegre!" opinó un lector en alusión al ministro Efrain Alegre, a quien denuncia como "El personaje que apañó a su ahijado Albino González en la compra fraudulenta de las grúas de la ANNP. El personaje que llenó el MOPC de operadores políticos para cimentar su campaña política rumbo a las presidenciales del 2013. El personaje que, al igual del mejor coloradote, ha designado a parientes de autoridades y políticos en cargos claves como el Vice Ministerio De Administración y Finanzas, Dirección de Vialidad y la Oficina de Proyecto de los Viaductos de Madame Lynch. El personaje que practica el compadrazgo stronista con empresas constructoras como la de la Ruta 14, tramo Caaguazu-Vaquería-Yhu".

Ciertamente, resulta llamativa la impunidad del ministro Efrain Alegre en el gobierno luguista.

Fuente:http://www.abc.com.py/nota/gobierno-del-cambio-tenido-con-hechos-de-corrupcion-en-el-2010/

A continuación, los hechos puntualizados por la nota:

Despilfarros en la SEN

Camilo Soares, ministro con permiso de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), considerado el mimado del presidente Lugo, fue imputado en abril de este año por el fiscal anticorrupción Arnaldo Giuzzio, por los supuestos delitos de lesión de confianza y producción de documentos no auténticos. En la imputación se menciona un presunto daño patrimonial de G. 4.200 millones.

Soares habría sido el responsable de las compras sobrefacturadas de panificados (los famosos coquitos de oro), además el hotel de España donde se había hospedado confirmó que la factura que Camilo presentó en su rendición de viáticos era falsificada.

A esto se suma el caso de las dos plantas desaladoras construidas en el Chaco, que significó una inversión de US$ 3 millones. Hoy solo opera una sola planta que está generando 60.000 litros de agua por día, cuando que los menonitas por US$ 550.000 construyeron una planta desaladora que genera cerca de 400.000 litros en forma diaria.

Anomalías nunca frenaron en Petropar

En abril de este año, el fiscal Martín Cabrera imputó al actual titular de Petropar, Ing. Juan Alberto González Meyer.

El acta de imputación indica que Petropar debía cobrar US$ 7 por cada metro cúbico (1.000 litros), ya que el combustible de Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), guardado en las instalaciones de la petrolera estatal, era comercializado nuevamente a Bolivia.

Cabrera había encontrado inicialmente un daño patrimonial de US$ 260.400, pero aclaró que el monto referido, resalta, podría elevarse sustancialmente.

De acuerdo con los antecedentes, Juan Alberto González Meyer y el Ing. Asdrúbal Chávez, por PDVSA, firmaron un contrato de servicios de planta de almacenaje el 16 de julio de 2009.

Petropar habría aceptado un convenio con Venezuela para justificar el no cobro del alquiler o canon. Sin embargo, al vender dicho combustible a Bolivia, la situación es por demás irregular.

En junio pasado el agente fiscal Cabrera imputó por segunda vez a González Meyer; al gerente general, Félix Gerardo Von Glasenapp Lefebvre; y al administrador de contratos, Carlos Alberto Servín Guirland. En esa ocasión, ya fue por un perjuicio financiero de casi US$ 2 millones en contra del ente estatal.

En la SAS se esfumaron US$ 1 millón

En una inspección contable realizada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) al programa Propaís II, ejecutado por la Secretaría de Acción Social (SAS), se corroboró que la institución manejada por Pablino Cáceres, no pudo justificar ni demostrar a quiénes entregó cerca de US$ 1 millón, monto que estaba destinado a las Transferencias Monetarias con Corresponsabilidad (TMC), realizadas en el departamento de Concepción. El banco halló inconsistencias en el informe presentado por la SAS.

La Dinac “benefició” a los amigos de Lugo

A tan solo semanas de haber asumido el cargo de titular de la Dinac, Nicanor Céspedes decidió revocar un contrato que vencía en el 2015, con la firma Bright Star por la locación del duty free ubicado en el aeropuerto Silvio Pettirossi. La excusa fue que debían llamar a un concurso de precios; sin embargo, la nueva concesión (Galerías Guaraní) ya estaba digitada y se trata de una firma vinculada a los amigos y principales colaboradores del presidente Lugo.

El 23 de agosto último le sacaron a Farías y asumió el cargo el piloto Céspedes, quien habría sido recomendado para el puesto por Miguel Rojas, secretario privado del presidente. La firma beneficiada es propiedad de Hernán Recanate, amigo y socio comercial del empresario José Carlos Grillón, hermano del senador luguista Alberto Grillón.

Codas encontró cómo gastar sin control

El presidente Lugo y el director de Itaipú, Gustavo Codas, se habían comprometido a que los gastos sociales ingresarán al Presupuesto General de la Nación a partir del año próximo. Sin embargo, encontraron una nueva puerta a través de la cual liberan millonarios fondos de la binacional sin que los mismos sean sometidos a ningún tipo de control. Y es a través de la Fundación Parque Tecnológico Itaipú (PTI). Uno de los proyectos del PTI el de “Seguridad Alimentaria de Comunidades Campesinas e Indígenas de Alto Paraná y Canindeyú”, para lo cual destinaron US$ 3 millones. De este monto utilizaron cerca de US$ 1 millón para la compra de semillas, mientras que el resto para pago de salarios, movilidad y otros gastos. El año próximo prevén gastar unos US$ 40 millones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario